jueves, 30 de abril de 2015

MARATONES DE CORUÑA Y MADRID

El 19 de abril se disputó en la ciudad herculina, la IV edición de la maratón atlántica, una prueba que se desarrollaba sobre un circuito básicamente llano y en la que participaron más de un millar de corredores compartiendo las calles con los participantes en la prueba de los 10 kms.
En la feria del corredor nos recibió un enorme póster del "Cholo" Merodio, gran atleta y mejor persona, con el que fue un honor retratarme. Tras la comida de la pasta, muy agradable, dimos un buen paseo aprovechando que la lluvia daba una tregua. En la salida nos hicimos unas fotos con Paco Bao y sus amigos de la red, animosos como él.
Ya en carrera me crucé varias veces con Ricardo Cela, que circulaba en el grupo de las 3h 30. Yo salí atrás del todo y poco a poco fui remontando posiciones a un ritmo un poco por debajo de los seis minutos por km.
Entre tanto, Paco finalizó su 10.000 en poco más de una hora, y nosotros seguimos peleando con las pequeñas subidas desde Riazor hacia la Torre de Hércules, para acabar enfilando hacia la plaza de Maria Pita, donde estaba instalada la meta. Ricardo acabaría en 3h 32, bajando un minuto su registro del año anterior, y yo en 4h 08, que es mi mejor marca de estos últimos tres años.
Y una semana después, el domingo 26, me enfrenté a mi novena maratón de Madrid, para muchos la mejor maratón, aunque la más dura, de cuantas se celebran cada año en España. El día amaneció lluvioso, una lluvia que a medida que avanzaba la prueba se convirtió por momentos en tormentosa.
Quien ha corrido en Madrid sabe que los primeros kms por la Castellana arriba son llevaderos, pero que tras bajar a la Casa de Campo y doblar el Manzanares, el ascenso por encima de Colón y la llegada al Retiro, se convierten en un rosario de corredores obligados a caminar.
Yo, que salí demasiado animoso, pasé la media en 2h 01, y pagué luego tanto derroche. De hecho pillé una pájara monumental, que fui llevando gracias al apoyo incesante de la familia.
Así, poco a poco, conseguí entrar en meta en el puesto 9733 de los más de 12.000 que finalizaron la prueba, parando el crono en 4h 26 minutos (reales).
Entre los muchos participantes estaban buenos amigos como mi compañero de colegio Pachín Ruiz 3h 26, Angel de la Mata, 3h 56, el barquense Joaquín Miranda 4h 15, Alberto Costilla, ya repuesto de su nueva válvula en el corazón con 4h 36, los médicos orensanos Carlos Menéndez y Pedro Trillo, 4h 47, o Santiago Hitos, 5h 17 minutos. Una maratón más finalizada, y van 96. Ya quedan poquitas para las cien y tengo que buscar otra caja de zapatillas para ir guardando más medallas, jajaja

6 comentarios:

TrotADAS de Valdeorras dijo...

Campeón

BaoEs dijo...

Suma y Sigue....

Van 96 y dentro de poco eres centenario.....
ENHORABUENA !!!!!

JOSE PARRA dijo...

Enhorabuena Carlos, tengo una gran duda, no se si me gustan mas tus crónicas de las carreras o las cartas a tus amigos!!!!! Grande en todos los aspectos.

ALBERTO dijo...

Enhorabuena Carlos!
Estás fenomenal.
Se hizo durilla la carrera, que de por sí ya lo es.
NOs vemos en otra.

SANTIAGO HITOS OLIVERA dijo...

Amigo Carlos lo tuyo es para quitarse el sombrero, tienes un merito, que ni te lo imaginas, un autentico CAMPEON con mayusculas, creo que tengo conocimientos para opinar de ti, y me quedo corto, no tengo palabras AUPA CAMPEON.
Un fuerte abrazo para ti y Raquel.

TrotADAS de Valdeorras dijo...

¡Que importante es tener amigos, pero si además los amigos son extraordinarios compañeros, excelentes atletas y mejores personas, qué más se puede pedir!
Gracias, chavales.